Mis nuevos amigos

Hay un viejo dicho que dice:
“si no puedes contra ellos, úneteles.”
Bueno yo decidí unirme a mi soledad, te diré que al principio era bastante cruel porque recordaba tu ausencia cada domingo al amanecer al no tenerte a mi lado, a las seis de la tarde cuando te recogía del trabajo, o al medio día cuando te llamaba para saludarte, pero con mucha paciencia me la he ido ganando.

También el otro día conseguí que la nostalgia me diera una cita y con un poco de seducción la conquisté y ahora ya somos tres.
Con tu recuerdo fue otra la historia, saqué varias fotocopias a tu sonrisa y las pegué por todos los paraderos que paso y así lo solucioné.

Con tu espacio vacío tuve que pensar un poquito más y no se me pude imaginar mejor idea que llenarlo con tu perfume, ahora ya tengo nuevos amigos como alguna vez me recomendaste y sabes, de cuando en cuando nos sentamos en una mesa, la soledad, la nostalgia, tu recuerdo, tu espacio vacío y yo, y nos ponemos a conversar de todo un poco pero al final resultas siendo nuestro tema de conversación y lo unico que pedimos es que te acuerdes de nosotros y te decidas volver…


Deja tu comentario!!!

Tener en cuenta lo siguiente: Tu comentario va a ser enviado a la web, luego un administrador la moderara, si esta todo perfecto, sera publicada.